Y hay días como los de hoy en donde me iría hasta la constelación más cercana. Sin mucho equipaje. Sólo mi mochila viajera (mi