[ARGENTINA] **Villa Traful** Mi lugar en el mundo

Villa Traful es una belleza por donde se mire. Aire puro. Montañas. Lago celeste. Bosques. Cascadas. Sin dudas, es un lugar único. Un lugar al que siempre quiero volver.

En este post les cuento por qué esta villa se convirtió en mi paraíso terrenal y les dejo algunas opciones para hacer cuando vayan.

Villa Traful es una localidad ubicada en la provincia de Neuquén. A  60 kilómetros de Villa La Angostura. Se encuentra entre Bariloche y San Martín de los Andes.

En la actualidad se estima que la población permanente es de 503 habitantes, siendo la mayoría nativos de allí. Algunos descendientes de los primeros pobladores que llegaron al Valle del Lago Traful, a principios de 1900, y otros provienen de familias de pioneros europeos.

Villa Traful permite apartarse por un tiempo de los hábitos diarios de las grandes ciudades. Su centro cívico es chico y sencillo. Tiene lo justo y necesario. Por suerte no se ha masivizado, ya que es eso lo que caracteriza el lugar.

Sin dudas amo Traful! Amo la paz y la tranquilidad que se respira, la falta de wifi, el verde del bosque, el celeste del agua; todo es parte de la esencia de este lugar. No hay nada más lindo que transitar la ruta provincial 65, la cual bordea la costa del lago, para ir de a poco apreciando las hermosas vistas de las montañas y sumergiéndose en ese soñado escenario.

Algunos sectores de los caminos son de ripio y muy angostos. En verano no hay mayores dificultades en llegar, pero en invierno se recomienda consultar antes de atravesarlos ya que suele haber posibles nevadas y hielo sobre el camino. Si bien hay una gran variedad de alojamiento, gastronomía y buenos servicios turísticos todo el año, recomiendo ir en el verano. Si bien el agua del lago es fría si el día el soleado pueden aprovechar para darse un baño!

Los paisajes, los perfumes y el modo de vida de Villa Traful ofrecen tranquilidad y tiempo para disfrutar de la naturaleza en estado casi virgen. Si andan por esos lados de la cordillera no dejen de pasar aunque sea un día! :)

¿Qué hacer?

Hay muchas actividades para hacer al aire libre y en contacto con la naturaleza: trekking, caminatas, cabalgatas, pesca, excursiones lacustres.

* Mirador del Viento

Es uno de los mayores atractivos de Traful. Desde ahí se puede observar una vista panorámica del lago Traful y los cerros que se encuentran alrededor. Está ubicado sobre la ruta provincial 65 a 4 kilómetros del centro de Villa Traful hacia Confluencia. Es un lindo paseo para hacerlo caminando.

* Cascada Coa Co y Arroyo Blanco

El camino hacia la cascada es de muy fácil acceso, si bien al principio hay una subida pronunciada todo se encuentra bien señalizado y no hay mayores complicaciones.  Lo ideal es tomar hacia la izquierda donde se comienza a transitar una senda en el medio de un bosque de coihue, y luego de caminar unos 500 m. se arriba a la cascada Coa Co.

Un mirador permite visualizar parte de la silueta del lago, sus bahías y montañas. El descenso es por otro sendero que luego de atravesar bosques y puentes de tronco lo devuelve al punto de partida.

Llegar a la cascada del Arroyo Blanco es también fácil y muy agradable para hacer. Luego de ascender y descender entre el bosque se llega al mirador de esta cascada, que si bien es un poco más pequeña su caída es muy atractiva.

* Playa bonita

Es una de las tantas playas que bordean al lago ubicada a 3 kilómetros de la villa. Solo que ésta está más escondida porque hay que bajar varios escalones, atravesar troncos, esquivar pozos pero vale la pena! El agua tiene un color increíble, arena virgen y si te toca lindo día hasta te podes meter al agua.  Según donde te pongas podes ver el amanecer y el atardecer.

* El Bosque sumergido

Es una área que llega a los 30 metros de profundidad, con fondo de arena limpia combinada con roca, con una gran cantidad de árboles que forman un bosque, el cual se cree se ha desplazado cuando un movimiento de tierra durante los años sesenta los arrancó de allí. De esta manera el bloque de tierra fue depositado en el fondo del lago. Sus raíces están entre los 5 y 30 metros de profundidad, siendo único en la región. Se estima que el bosque tiene entre 50 y 60 ejemplares de ciprés. Los troncos de color gris claro después de tanto tiempo tienen aspecto de petrificados. La transparencia y la quietud del agua permiten verlos a pesar de los casi quince metros de profundidad.

Cuando el bote llega a la zona, realiza un movimiento en círculo alrededor de los árboles como para “planchar” el agua. Ahí se puede observar con claridad enormes troncos y sus ramas principales por debajo de la superficie.

Más adelante se llega a las grutas naturales del lago, y en una de ellas se puede observar que entre distintas flores silvestres sobresale la estatua de la Virgen Stella Maris. Según cuenta la historia, en esa gruta se refugió un pescador al haberse hundido su bote. Tiempo después fue encontrado con vida. Por eso hoy en día en esta gruta hay montada una Virgen que se la conoce como la patrona de los pescadores.

Una de las cosas que más disfruté de este paseo fue cuando la lancha nos cruzó del otro lado del lago y nos encontramos con semejante maravilla.

Playa por poca desértica, rosando lo virgen, habitada por una familia mapuche, en la que el agua es transparente y la arena es clara. Sin contaminación y con mucho olor a naturaleza donde sólo se respira paz. Un ambiente irreal, un espacio tan diferente, el cual prioriza la tranquilidad y el silencio.

¿ Dónde dormir?

Si bien hay varios hoteles y posadas, lo que abunda son los camping. Es un lugar ideal para aprovechar semejante escenario y no dejar de disfrutar ni un segundo de las montañas , del lago y del bosque. Naturaleza 100%.

Desde mi experiencia, les recomiendo ir a Vulcanche. Una casona gigante ubicada frente al lago donde pueden encontrar habitaciones, dormis y un grandísimo parque para acampar que cuenta con parrillas y electricidad.

La casona cuenta con duchas, cocina y hasta tiene un lugar para comprar comida!

Parque, lago, montañas. Listo! No hace falta más nada!

Miles de estrellas para mi

Era una noche de verano, estábamos tomando unas cervezas en el parque, charlando entre varios cuando se corta la luz en todo Villa Traful. Fueron varios minutos que bastaron para que ese terrible cielo nos ilumine.  Miré hacia arriba y miles de estrellas brillaban para mí. Diferentes luces, distintos tamaños, todas encendidas reflejadas en el lago. Uno de los recuerdos más lindos que me llevo de ese lugar.  A veces demasiadas luces no dejan ver la esencia de las cosas.

Villa Traful es un lugar que transmite paz. El sonido de las aves prevalece sobre el de las olas, y la mirada no se cansa de apreciar esos colores. Aquel lago tan inmenso e incalculable que combinado con el cielo componen una dulce armonía.

Sin lugar a dudas es mi lugar en el mundo… Los invito a ir, quedarse unos días, y porque no volver…

Deja un comentario