Mi nombre es Carla D’Odorico, pero todos me conocen como “Dodo”. Tengo 28, 29, 30 años, soy nacida en Buenos Aires, Argentina. Si tengo que encontrar algún calificativo que me caracterice diría que soy inquieta, impaciente, curiosa, sensible, perseverante y sobre todo, soñadora.

Estudié Producción de Televisión, Fotografía y Ciencias de la Comunicación. Se podría decir que soy una coleccionista empedernida. Guardo desde mapas y libros de viajes, hasta mates, postales e imanes de distintos lugares. Me gusta la literatura, la escritura, la danza, la música. Me encanta andar en bici y soy adicta a la fotografía. Con los años me convertí en degustadora oficial de  todo tipo de cervezas.

[ Mi debilidad por esta bebida amerita un post exclusivo! 🙂 ]

Más datos sobre mi curriculum viajero:

Desde chica siempre veranié con mi familia  por la costa argentina. Aprendí a caminar en la arena, y fue el mar el que me vio nadar desde muy pequeña. Villa Gesell fue el lugar elegido por mis padres, y con el paso de los años fue elegido por mí también. Al cumplir 15 años en vez de hacer una fiesta tuve mi primer viaje con amigas. Me alquilaron un departamento para nosotras y Villa Gesell siguió nuevamente formando parte de mi historia.

A partir del 2009 comencé a viajar con amigas, a conocer distintas provincias de mi país como Tierra del Fuego, Río Negro, Neuquén, San Juan. Realmente es maravilloso, no solo por los paisajes y las bellezas naturales, sino por la hospitalidad de la gente y la energía que transmiten, es algo que no se ve en todos lados.

En el 2010 fue la primera vez que viajé fuera de Argentina, recorrí varios países de Europa, anduve por muchas ciudades, y tras semejante experiencia volví sabiendo que este era el comienzo de una vida viajera.

En el 2012 volví a recorrer algunas ciudades de Europa y estuve por Turquía, país rico en historias sobre imperios, religión y antiguas civilizaciones.

En el 2014 viví una gran experiencia! Después de mucho tiempo de planificar, organizar, conocer, mirar mapas, ahorrar, leer… Viajé a varios países del Sudeste Asiático. Fui a encontrar nuevas culturas, nuevas miradas, a conocer otras tradiciones, otras costumbres. Por qué viajar al Sudeste Asiático?

ASIATambién tuve la posibilidad de viajar a distintas provincias del país (Misiones, Salta, Córdoba y Entre Ríos), para seguir formándome y enriqueciéndome como Productora de contenidos audiovisuales.

El 2015 fue un año distinto! Después de mucho pensar decidí animarme a hacer un viaje por más tiempo, y Oceanía fue el continente elegido! Así que en marzo emprendí mi viaje a Australia con la visa Working & Holidays para vivir una experiencia diferente: Trabajar y viajar. Aquí pueden leer cómo llegue a tomar esta decisión.

Ese gran viaje terminó con mi regreso a Asia, donde visité varias ciudades de Japón y luego volví a Tailandia para festejar navidad y año nuevo con mi hermano y amigos.

El 2016 me encontró abajo del agua haciendo cursos de buceos! Una de las mejores cosas que me pasó en la vida! Nunca imaginé que podría ser tan feliz nadando alrededor de peces, tortugas y tiburones, o sumergiéndome dentro de barcos hundidos a más de 30 metros de profundidad. Fue así que después de estar dos semanas en mi querida Ko Tao me fui a viajar por Filipinas a seguir descubriendo nuevos mares… 

Ahora en Buenos Aires.. organizando el próximo viaje que se viene a partir de junio!  😆 

Mi filosofía consiste en vivir haciendo lo que a uno le hace feliz.  Personalmente no encuentro una mejor forma de hacerlo que no sea viajando. Es a través de los viajes que la mente se abre, los prejuicios se dejan de lado y crece la capacidad de asombro y descubrimiento. El viaje es un continuo aprendizaje: es conocer, y conocerse.

Creo en el lenguaje de la mirada, del cuerpo, de la palabra; en la comunicación no verbal como herramienta fundamental para crear lazos sociales. Estoy convencida que se necesita construir más puentes y menos muros. Se trata de eliminar las propias fronteras  y aprender a mirar con otros ojos.

“Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana” (J. Brown)