Transito un receso, una suspensión, o quizás un instante para estar conmigo, para perderme en mis pensamientos y encontrarme con el ser que habito.